Juventud hondureña por la Anticoncepción de Emergencia

Fecha de publicación: 14-10-2016

Juventud hondureña por la Anticoncepción de Emergencia

 

Nosotros y Nosotras jóvenes representantes de organizaciones estudiantiles, feministas, de la diversidad sexual, desarrollo comunitario, Derechos Humanos y proyección social de diversas regiones del país exigimos al Estado de Honduras la Derogación inmediata del Acuerdo Ministerial 2744 emitido en Octubre del 2009 que prohíbe el uso, venta y promoción de la Pastilla Anticonceptiva de Emergencia PAE.

 

Como consecuencia de la prohibición del uso de la PAE se han incrementado los embarazos no deseados, sólo en el 2013 se reportaron 2,149 embarazos productos de violencia sexual. La mitad de las víctimas eran mujeres menores de 19 años.

 

Los embarazos no deseados incrementan los abortos inseguros, profundizan las condiciones de pobreza, pueden causar un fuerte impacto en la salud física de las mujeres y aumentan la deserción académica en general.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS), la Sociedad de Ginecología y Obstetricia de Honduras, La Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) y el Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI) han asegurado que la Pastilla Anticonceptiva de Emergencia PAE no es abortiva, al prohibir las PAE Honduras está violentando los Derechos Humanos en materia de Derechos Sexuales y Reproductivos de toda la población.

 

En Honduras desde 2011 hasta la fecha se han registrado más de 16,000 denuncias de violencia sexual. Las PAE pueden evitar embarazos productos de violación e incesto y deberían reincorporarse a las normas integrales de salud.

 

Ante la epidemia del Zika las PAE también podrían evitar embarazos de alto riesgo y disminuir el número de recién nacidos con el síndrome neurológico del Zika (microcefalia) que hasta la fecha ya se ha registrado en más de 60 casos. Frente a esta situación la Facultad de Ciencias Médicas recomienda a las mujeres evitar quedar embarazadas, pero en el país no se ofrecen todas las opciones anticonceptivas.

 

Las autoridades hondureñas están obligadas a tomar decisiones y formular políticas de Estado en base a las necesidades, realidad social, cultural y económica de la población y no tomando como punto de partida el fundamentalismo religioso sin considerar la información científica que debe ser la base en la toma de decisiones públicas.

 

Exigimos al Ministerio de Salud que presente inmediatamente evidencia científica que justifique la prohibición del uso y comercialización de las PAE y en caso de no hacerlo que anule la restricción de venta de este medicamento y acelere el proceso para que en Enerodel 2017 la juventud hondureña podamos contar con acceso a todos los métodos anticonceptivos.

 

 

12 de Octubredel 2016

Tegucigalpa, Honduras

Volver

Añadir comentario